Si quieres asistir a esta clase...

viernes, 21 de octubre de 2011

EL DESEO DE UNA NIÑA

Hace aproximadamente cinco años, conocí a una niña llamada Clara, era una niña muy especial, era alegre, inteligente, traviesa, muy generosa..., pero lo que más me impresiono fue su gran corazón y su humildad.
Clara tenía ocho años y un problema de salud que ningún médico sabia como tratarlo y nadie le daba solución, la enfermedad de Clara consistía en que cuando la niña veía alguna injusticia en el mundo, en seguida se ponía a llorar y no podía parar, por lo que se encerraba en su habitación y no quería salir.
Sus padres la llevaron a muchísimos médicos y ninguno encontraba una solución al problema.
Un día un médico de Valencia, llamado Puchades le dijo a los padres de Clara que lo primero que tenían que hacer era averiguar lo que significaban las injusticias para su hija y después intentar eliminarlas.
Los padres se fueron a casa y preguntaron a la niña.
¿Clara nos podrías indicar algunas de las injusticias que te hacen llorar sin poder parar?
La niña empezó diciendo: una de las cosas que veo más injustas es que existan niños con enfermedades incurables, que existan países en los que la gente no tiene para comer, las guerras, el racismo, la envidia, los asesinatos...La niña no paraba de nombrar cosas hasta que los padres le dijeron que parara, y le intentaron explicar que todo lo que a ella le hacía llorar eran unas injusticias que de momento no tenían solución, ya que lo que ella planteaba era una cosa imposible.
La niña se quedo muy triste y no entendía lo que sus padres le querían explicar, así que siguió encerrada en su habitación.
.../... 2
.../...
Clara siguió creciendo y en su cabeza no había otra cosa, que pensar en cómo eliminar las injusticias.
Un día Clara les dijo a sus padres y hermanos que había encontrado una solución a su problema, todos se alegraron mucho y la escucharon con entusiasmo. Clara les dijo que igual que habían inventado unos medicamentos que curaban el dolor de cabeza y unas máquinas que te podían cambiar la sangre si la tuya estaba mala, pues que ella iba a crear un medicamente o una máquina que curase las injusticias y así existiría un mundo en el que solo existiría la felicidad, en el cual las personas no tuvieran enfermedades, no existiera la envidia..., es decir, iba a crear un mundo en el que solamente existirá la perfección, así ella no volvería a llorar nunca más y podría salir de su habitación.
Clara se puso manos a la obra, pero se encontró con varios inconvenientes, ella se pensaba que hablando con la gente, con el gobierno, con instituciones.., iba a conseguir su objetivo, pero se dio cuenta que nadie le hacía caso, así que decidió crear ella una máquina en la cual entrasen las personas y si estaban enfermas, se les curarían todas las enfermedades, si eran avariciosas se volverían generosas, si tenían deseos de matar, se les quitaría esos deseos y así con todas las injusticias.
La máquina tenia solución para todo y simplemente se tendría que entrar en ella y automáticamente la máquina solucionaba el problema fuese el que fuese, con esto Clara conseguiría crear un mundo perfecto y ella sería feliz, ya que no volvería a llorar y podría salir de su casa, ya que todo iba a ser perfecto.
Utopía: La utopía de esta historia es que la niña quiere que no existan enfermedades, guerras, racismo..., y lo quiere conseguir mediante la creación de una máquina, pero no se da cuenda que es imposible que una máquina cree un mundo perfecto.

1 comentario:

lucrecia dijo...

Muy bien, Juan Carlos, tienes razón una máquina no puede crear un mundo perfecto, pero si puede hacerlo, quizá, tu imaginación...