Si quieres asistir a esta clase...

jueves, 26 de enero de 2012

"La gente tiene miedo"




Para Micó, el principal problema del país es la falta de democracia. "Así no se puede resolver ni la pobreza, ni la represión, ni la falta de independencia del poder judicial". Y con la carencia democrática, el miedo. "Las dictaduras se sustentan no tanto en su poderío como en el miedo que la gente les tiene. Y éste es el gran problema de Guinea. La gente tiene miedo". Pero él asegura no tenerlo. "Yo no soy el prototipo de guineano. Para poder hablar como yo lo hago ahora he tenido que pasar mi calvario. He sido torturado, he estado preso... Hay mucha gente que con mucho menos renuncia a denunciar lo que ocurre en Guinea. Cuando uno ha decidido arriesgar su vida y su libertad se puede permitir hablar como yo hablo, asumiendo el riesgo de que se pueda ser objeto de represalia. Pagando el precio que muchos de nosotros hemos tenido que pagar, uno consigue hablar con cierta libertad. Podemos criticar al régimen en un bar, en la prensa extranjera, en los mítines... Muchos de nuestros militantes han sido objeto de detenciones, no de una, ni dos, ni tres sino de veinte, y saqueos, humillaciones, insultos... Eso es lo que venimos aguantando en los 15 años de existencia de nuestro partido. Pero el camino se hace al andar".

El vicepresidente de la internacional socialista echa en falta el apoyo del PSOE. "Nos ha manifestado su apoyo moral. Lo que pasa es que ese apoyo está condicionado demasiadas veces a los intereses, tejemanejes y equilibrios de la diplomacia internacional. A nosotros nos gustaría sentir más apoyo... sobre todo apoyo material. Nosotros no podemos trabajar allí ni en el sector privado ni en el sector público porque el régimen se encarga de tenernos vigilados y apartados".

De todas formas, la ayuda que pueda ofrecer España a la oposición guineana siempre va a estar limitada. "En los primeros años de nuestra lucha el régimen dependía de la cooperación internacional. Y España era importante. Pero con el advenimiento de la explotación del petróleo, Obiang ha logrado montar lobbies que actúan no sólo para maquillar su imagen sino para desalentar presiones al régimen. El petróleo ha hecho que la comunidad internacional ya no hable con una sola voz. Las multinacionales americanas explotan los pozos y otros países han pensado que no consiguirán ningún beneficio estando a mal con Obiang. Con lo cual, nadie quiere decir lo mal que lo está haciendo el régimen y Obiang se ha vuelto más arrogante e insensible a las opiniones de fuera".

No hay comentarios: